Aprenda cómo calcular y reducir su huella hídrica y optimizar su consumo de agua

Colprensa

Un hogar de tres personas puede consumir, en promedio, 178 metros cúbicos de agua al año.

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

A pesar del potencial hídrico del que goza Colombia, gran parte de ese suministro sufre de desperdicio, mal uso y poco aprovechamiento. Lo que no solo afecta a las actividades industriales o comerciales, sino que impacta en el consumo cotidiano de las personas.

De acuerdo con cálculos del Departamento Nacional de Planeación (DNP) y su Misión de Crecimiento Verde, en los últimos años se ha visto agotada la disponibilidad de agua por su mal uso. Una consultoría sobre la productividad del agua indicó que hay una “disminución de la disponibilidad de agua por persona en 31% entre 1992 y 2014. Este bajo desempeño debe analizarse principalmente de acuerdo a las ineficiencias en los sectores que más consumen agua”.

Sin embargo, en el hogar también se producen ineficiencias que pueden ser identificadas a través de la medición de la huella hídrica. Existen varias maneras de hacer este cálculo y aplicaciones en la web con las que usted podrá identificar cuánta agua consume directa e indirectamente para sus actividades habituales. Un ejemplo de ellas es el sitio huelladeciudades.com, entre varias disponibles.

Haciendo el cálculo en la plataforma, de un hogar de tres personas, el consumo de agua al año puede llegar a ser de 178 metros cúbicos de forma directa, una cifra alta.

Esta medición incluye el lavado de platos tres veces al día (21 por semana), 18 duchas por semana con una duración de 10 minutos, uso de la lavadora una vez por semana y una lavada del carro a la semana.

Daniel Bernal, activista y miembro de la Fundación Humedales Bogotá, indicó que los mayores desperdicios de agua se ven en actividades imperceptibles. “En la ducha, por ejemplo, se gastan muchos litros por segundo, también en el lavado de la ropa, el lavado de platos y el lavado de las manos”.

De hecho, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por cada minuto de ducha se gastan litros de agua, es decir, ese baño de 20 minutos nos representa 200 litros de agua.

Bernal propone hacer más rápidas las tareas en el hogar, como que “el lavado de la ropa permita reciclar el agua de la lavadora para otros aseos. Acá en Colombia tenemos diferenciadas las aguas grises que son las que resultan de bañarse el cuerpo y estas se pueden reutilizar.

La otra huella que dejamos es la indirecta, es decir, las actividades de terceros, como la comida que consumimos o las compras que hacemos. La huella hídrica, según el ejercicio de LR, indica un consumo de 1.205 metros cúbicos anuales por familia.

La mayoría de este consumo está asociado a nuestros alimentos, principalmente, la carne. Al revisar los usos de agua por sectores industriales, el sector agropecuario consume 55% del total de agua que se utiliza en grandes procesos, de un total de 35.987 millones de metros cúbicos.

De acuerdo con el DNP y citando a Fedesarrollo, a pesar de este alto consumo, apenas logró generar 6,16% del Producto interno Bruto (PIB) total del país. Esto representa una baja productividad del agua, que apenas llega a US$18,9 por metro cúbico, niveles bajos si se tiene en cuenta que el promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) es de US$114,4 por cada metro cúbico.

Para Rodrigo Negrete, consultor ambiental, una de las falencias que tiene el país en el manejo del recurso hídrico, tiene que ver con el manejo de los residuos sólidos y el uso de actividades químicas, como en el caso del agro, que afecta el desempeño de las cuencas y se repite en el ciclo del agua.

“Desde 1997 tenemos una ley para eso. Muy pocas empresas reutilizan, pues se descarga toda el agua en el primer uso, lo que lleva a que el ciclo hídrico se está afectando. A esto hay que sumarle actividades extractivas que rompen el subsuelo y se filtra agua que luego va a los ríos”. Sin embargo, de acuerdo con el DNP, las actividades mineras y de hidrocarburos solo utilizan 3,4% del agua.

Al tomar como referencia cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), la intensidad de uso directo de agua por habitante en 2015, último dato disponible, evidencia 2.991 metros cúbicos de agua extraída por cada habitante. Sin embargo, al analizar el uso del líquido según su importancia en la economía, los hogares apenas pesan 1,8%.

Otro punto importante, tal como señalaba Negrete, tiene que ver con el manejo de aguas negras, que son las de más difícil reincorporación. De acuerdo con el Dane, “en 2015 se registró un volumen de 4.519 millones de metros cúbicos, de aguas residuales, presentando un incremento de 3,4%, con respecto al año anterior”.

De estas, 65,1% fueron dispuestas a través de los sistemas de alcantarillado, mientras que otro 7,5% restante es de tratamiento propio, con una tasa de reutilización de 1.239 millones de metros cúbicos, lo que demuestra el reto de lograr mayor aprovechamiento del agua.

TEMAS


Agua - Cuencas Hidrográficas - Recurso hídrico - Dane - DNP