Caldas ya cuenta con una planta de bioprocesos

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Con una inversión de $1.200 millones, la Universidad de Caldas echó a rodar la primera planta del país, a escala piloto, de bioprocesos con la que no solo busca contribuir, como entidad, a la preservación del medio ambiente, sino que le da usos reales a los residuos generados por la entidad, la industria y la comundiad en general.

La directora de la planta, que pertenece al Instituto de Biotecnología Agropecuaria del alma máter, Sandra Montoya, explicó que el objetivo es el tratamiento y aprovechamiento de residuos sólidos y líquidos agrícolas, pecuarios, agroindustriales y domésticos.

Hace tres años la universidad creó un programa de gestión ambiental y en él la ruta en el tema, un vehículo que recoge todos los residuos que produce la institución tanto en los edificios, áreas externas, restaurantes y cafeterías; posteriormente se hace clasificación en el sitio con recicladores. A la planta sólo llegan los materiales domésticos u orgánicos, más las podas, la hojarasca y residuos agroindustriales. Son, aproximadamente, entre 3.000 y 3.500 kilogramos de residuos al mes.

Montoya explicó que la planta consta de unidades de compostaje, lombricultivo, cultivo de hongos macromicetos, fermentaciones sumergidas, en estado sólido y una planta de tratamiento de aguas residuales.

'En cada una de esas unidades se procesan materiales diferentes y se obtiene productos distintos. Empezamos con el lombricultivo y compostaje y se busca producir abonos y suelos artificiales para hacer suelos útiles en semilleros y almácigos. Además de hacer abonos suplementados con minerales para las necesidades de cada cultivo', agregó. La planta, que recibió del Ministerio de Educación $460 millones, por convocatoria, (el resto de recursos invertidos fue gestión de la universidad), está ubicada en la granja Tesorito de la universidad y fue desarrollada y diseñada por el Instituto de Biotecnología Agropecuaria. Tiene 700 metros cuadrados de área y cada unidad posee una capacidad distinta. Por ejemplo, en fermentadores líquidos llega hasta 50 litros.

Montoya indicó que con las otras unidades se producen hongos macromicetos, en unas seis especies, con fines comestibles y medicinales.'Los que tienen fines medicinales contienen sustancias bioactivas como potenciadores del sistema inmunológico, estimuladores antitumorales, anticolesterolémicos entre otros. La fermentación sumergida y en estado sólido es para la producción de biosustancias útiles para la industria alimenticia o farmacéutica', señaló. Sostuvo que ya están vendiendo semillas de hongos macromicetos a diferentes empresas de Manizales, Valle e Ibagué.

'Esa planta ya existe y es la oportunidad de empezar a cambiar el pensamiento del colectivo en el sentido de que los residuos son basura. No, son materia prima y se puede generar riqueza a partir de ellos. La idea es entregar paquetes tecnológicos a las empresas y a la comunidad que sean competitivos comercialmente', puntualizó.

Se pasó de la teoría y del discurso a hechos reales
El rector de la Universidad de Caldas, Ricardo Gómez, destacó que con la planta de bioprocesos se pasa de la teoría y del discurso ambiental a los hechos. 'Estamos demostrando que se puede recoger lo que es basura para otros y convertirlo en proceso biotecnológico para generar productos y subproductos en la industria farmacéutia, ambiental y alimenticia', agregó. Gómez indicó que la planta es la integración de la academia, la tecnología y las necesidades sociales. 'Ya hay empresas que están entregando sus desechos, con otras se están haciendo convenios, para hacer investigación', indicó. Por su parte Brigitte Baptiste, directora del Instituto Von Humboldt, dijo que la planta de bioprocesos se debe copiar en otras regiones.

Las opiniones

Brigitte Baptiste
Directora del Instituto Von Humboldt

'Es una integración de esfuerzos y hay que copiarlo en muchas partes del país para hacer que los resultados de la investigación se traduzcan en innovación rápidamente'.

Sandra Montoya
Directora Planta Bioprocesos

'Hay que empezar a cambiar el pensamiento en el sentido de que los residuos son basura. Son materia prima y se puede generar riqueza a partir de ellos'.

TEMAS


RSE