Energía eólica alimentará operaciones de Femsa en México

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Unos 132 aerogeneradores con turbinas, fabricadas por la empresa Vestas, serán los responsables a partir del tercer trimestre de 2013 de dar vida a un mega proyecto de energía eólica para abastecer las operaciones de Femsa en México, grupo que además maneja internacionalmente las marcas Coca-Cola y Oxxo.

Bajo el nombre Mareña Renovables, la corporación se convertirá en un ejemplo verídico de cómo se puede concretar un proceso de industrialización a partir de la energía limpia, en este caso, tomada de la fuerza del viento.

Y es que la obra estará ubicada en el istmo de Tehuantepec, en la región sur-oriental del estado de Oaxaca, donde la velocidad media del viento en la región alcanza unos 8,5 metros por segundo.

Según explicó Femsa, este proyecto permitirá abastecer al grupo de 394 megavatios de energía limpia para emprender actividades industriales y administrativas no solo de todas las unidades de negocio de la embotelladora, sino también de Cuauhtémoc Moctezuma, la compañía cervecera operada por Heineken NV, la cual comprará la energía generada por este proyecto durante 20 años.

'Femsa busca contar con fuentes de energía limpia en sus operaciones, como una de sus prioridades y estamos muy contentos de que este proyecto entre en su última etapa e inicie su construcción, ya que nos dará la oportunidad de cubrir nuestras necesidades de energía en México, hasta en un 85% con energía limpia y renovable', dijo el director de Recursos Humanos e Insumos Estratégicos, Alfonso Garza Garza.

El vocero agregó que este proyecto es una forma de ratificar el compromiso de la compañía con el medio ambiente y la generación de valor social para las comunidades que habitan en las zonas donde opera la corporación.

¿Quiénes financiarán el proyecto?
Está claro que el esfuerzo por contribuir a la protección del medio ambiente no se logra únicamente con el trabajo de un solo agente.

El proyecto de Femsa es una muestra de ello, pues para concretar la generación de energía limpia fue necesario la suma de un amplio grupo de entes financieros, los cuales se encargarán de dar el soporte económico, el cual asciende a 14.000 millones de pesos mexicanos o US$1.089 millones.

En este sentido, Femsa logró firmar un acuerdo de financiamiento para la construcción de su proyecto de energía eólica con las siguientes entidades: Banorte, Bbva Bancomer, Crédit Agricole Corporate and Investment, Bank, Hsbc, Santander, Banco Interamericano de Desarrollo, Banobras y Nacional Financiera.

Así mismo, se informó que el Kredit Fonden Eksport (EKF), la agencia de crédito a la exportación danesa, garantizará una porción del préstamo a largo plazo.

Dejar en manos de expertos
Femsa dijo que una vez concluya la fase del desarrollo del proyecto eólico, y en aras de que una firma especializada aproveche correctamente la producción de energía limpia, venderá su participación (junto a Macquarie Capital) en el consorcio a Mitsubishi Corporation, que cuenta con experiencia en el desarrollo de proyectos de generación de energía, y a Pggm, un administrador de fondos de pensiones en Holanda.

El Fondo de Infraestructura Macquarie México mantendrá su participación de 32,5% en el proyecto, por lo que solo serán tres los inversionistas que llevarán a cabo su construcción y operación.

El BID, un punto de apoyo importante para la región
Brasil, Argentina y Uruguay son los otros países de América donde este año se prevén activar grandes e importantes proyectos eólicos. En esta tarea de proteger al medio ambiente, uno de los agentes que está muy involucrado es el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el cual destinará una suma de US$400 millones para apoyar y desarrollar proyectos eólicos en Latinoamérica.

TEMAS


Energía - RSE