Fundación Alpina asumirá reto de replicar proyectos en Ecuador y Venezuela

Vanessa Pérez Díaz - vperez@larepublica.com.co

Si bien todas las plantas de Alpina, dentro y fuera del país, funcionan bajo mecanismos que permiten ahorrar recursos y reducir el impacto ambiental, el fabricante lácteo a través de su fundación emprende otro tipo de proyectos sociales que sacan a la compañía de la lista de firmas que solo hacen filantropía.

Para hablar de esto, LR dialogó con el gerente general de Alpina, Iván López.

¿Cuáles fueron los resultados de la Fundación Alpina en 2011?

Durante 2011 se ejecutaron proyectos muy relevantes como el de Educación Alimentaria y Nutricional en Sopó (Cundinamarca), que llegó a más de 2.000 hogares y que fue reconocido por la FAO como una de las 15 experiencias más relevantes en América Latina. En Entrerríos (Antioquia), la Fundación Alpina, en alianza con la Alcaldía de Entrerríos, ejecutó el proyecto de diagnosticar la disponibilidad, acceso y consumo de los alimentos de esta población, y qué tanto los aprovechan. También se continuó ejecutando tres proyectos en la Región Caribe: en La Guajira se avanzó con el proyecto de fortalecimiento de la Cadena Ovino-Caprina con comunidades Wayuu; en El Salado (Carmen de Bolívar) y con el liderazgo de la Fundación Semana se siguió participando en la recuperación de este territorio; y finalmente, con la Gobernación del César se continuó trabajando para promover buenas prácticas productivas y comerciales a pequeños productores agropecuarios en 10 municipios.De las áreas que trata la Fundación,

¿En cuál se concentraron?

En Alpina vemos nuestra relación con las comunidades como un elemento de sostenibilidad de nuestro negocio, es decir, un vehículo para la creación de mayor valor, de forma equilibrada con la sociedad y el ambiente. La Fundación Alpina busca compartir los conocimientos adquiridos por Alpina a lo largo de su historia empresarial y transferirlo a las comunidades que más lo necesitan, con énfasis en la seguridad alimentaria y nutricional de la población, particularmente para los niños.

¿Qué planes hay para 2012?

La Fundación Alpina continúa enfocada en ejecutar los proyectos vigentes en los territorios donde está presente. Igualmente, este año la gestión de la Fundación se ha concentrado en documentar las experiencias con rigor académico y científico, y en identificar los mecanismos para transmitir estas experiencias, buscando que todo el conocimiento adquirido esté al servicio de las instituciones del Estado y de las comunidades. Así mismo, para 2012 la Fundación Alpina está concentrada en iniciar proyectos en Ecuador y Venezuela, países donde Alpina tiene operación y donde vemos grandes oportunidades de transferir conocimiento a las comunidades.

¿Qué estrategias activan en plantas para reducir el impacto?

Una iniciativa importante de 2011 fue la alianza con Carvajal Empaques, empresa que inició operaciones en su fábrica de empaques plásticos en Tocancipá (Cundinamarca) y que provee los empaques para los productos de Alpina que se fabrican en Sopó. Gracias a esto, Alpina ha logrado reducir 51% la huella de carbono de este proceso, con una disminución anual de 985 toneladas de CO2 equivalentes, principalmente, por la reducción del consumo de combustibles por transporte. También realizamos inversiones para reducir las emisiones atmosféricas y convertimos a gas natural las calderas de las plantas; y suspendimos el uso de combustibles pesados, reemplazándolos por ACPM o gas natural. A la fecha, 15 de las 20 calderas que utilizamos funcionan con gas.

¿Qué han hecho en reciclaje?

En los últimos 4 años, Alpina generó 34,7 millones de kilogramos de residuos. De ellos, cerca del 96% (31,5 millones Kg.) han sido aprovechados mediante el reciclaje. De igual forma, seguimos participando activamente en la iniciativa Cempre en Colombia.

Los avances de la compañía en el uso de los recursos

Según explicaron voceros de la Fundación Alpina, el cambio en la operación de la compañía les ha permitido optimizar el uso de los recursos naturales. ?El año pasado redujimos el consumo de agua, pasando de 5,98 a 5,58 metros cúbicos por tonelada, el mejor resultado de los últimos años, que se reflejó en un ahorro de agua de 69.560 metros cúbicos en el año. Finalmente, con respecto al manejo de residuos durante los últimos cuatro años, más del 96%, ha sido aprovechado mediante el reciclaje realizado por terceros?, dijeron.

Las opiniones

Julián Jaramillo

Presidente Corporativo de Alpina

“Estamos avanzando en una visión de la sostenibilidad como un tema de negocio, y no como una actividad de mera filantropía”.

TEMAS


Venezuela