Fundación Telefónica y Diver trabajan para garantizar los derechos infantiles

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Con ocasión del mes de los niños, las iniciativas de responsabilidad social que se concentran en ayudar a los más pequeños tienen una mayor preponderancia. En este escenario, se pueden destacar algunas empresas como Fundación Telefónica, Fundación Bancolombia y Diver, la empresa propietaria de Playland.

Durante todo el año, estas compañías desarrollan iniciativas que mejoran la calidad de vida de los niños en temas de vivienda, salud, y educación, así como en la protección de los derechos infantiles.

Por ejemplo, la Fundación Telefónica contribuye al desarrollo social mediante el acceso al conocimiento, a través de sus programas propios de innovación social que utilizan las nuevas tecnologías y las redes colaborativas, dirigidos especialmente a niños y a jóvenes.

Proniño es un programa desarrollado por esta fundación, un espacio a través del cual más de 23.000 niños en 45 municipios del territorio nacional pueden acceder a la educación. Con esta iniciativa, la empresa busca alejar a los infantes del trabajo informal desde temprana edad.

De acuerdo con los datos identificados por la fundación, en Colombia hay más de 1,8 millones de niños, niñas y jóvenes trabajando. De este grupo, más del 90% no está identificado. Por eso, una de las iniciativas del organismo es el proyecto de identificación de casos de trabajo infantil, creado de la mano del Ministerio del Trabajo, a través del cual se logra identificar, ubicar y categorizar el trabajo infantil.

Para Juan Petterson, analista en Responsabilidad Social Empresarial, este tipo de alianzas son necesarias para ubicar a los niños donde deben estar: estudiando.

Según Petterson, las empresas deben 'generar alianzas' y 'proyectos a través de entidades como las organizaciones no gubernamentales y otras especializadas en la lucha del maltrato infantil', porque son ellas las que tienen el conocimiento adecuado para saber cómo proceder en este tipo de temas.

Para que la sociedad pueda unirse a esta causa, a través de la aplicación móvil de smartphone 'Aquí Estoy', pueden referenciar los casos de trabajo infantil que identifiquen, así como a través del site www.yodigoaquiestoy.com.

A esta iniciativa, de ayudar a la infancia del país, también se suma Diver, en asocio con el Instituto Colombiano de Bienestar Familia (ICBF).

Desde el pasado martes, 17 de abril, ambas organizaciones se unieron para realizar la campaña 'Derecho a la Felicidad', una iniciativa público-privada que busca que los niños, niñas y adolescentes del ICBF pueden divertirse en las recreaciones de Playland, de Diver.

De acuerdo con las entidades, este es un derecho de los niños, tal como se encuentra consignado en el artículo 44 de la Constitución.

El convenio firmado entre Javier Urbina Franco, gerente de Diver S.A. y Diego Molano Aponte, director General del ICBF, está basado en el apoyo mutuo sin implicaciones o aportes de recursos económicos o compromisos financieros por parte de alguna de las dos instituciones.

Urbina Franco aseguró que la empresa ha estado 'estudiando desde final del año pasado diversas iniciativas de responsabilidad social, y encontramos el programa del ICBF llamado 'Derecho a la Felicidad', que está centrado la Constitución del país'.

Con esta alianza estratégica se espera que anualmente se beneficien más de 2.000 niños en las instalaciones de Playland, tanto en Bogotá como en Cartagena.

'El acuerdo de voluntades que firmamos va a tener visitas de, por lo general, 50 y 100 niños por vez. Lo que deseamos es que ellos puedan disfrutar tranquilamente de nuestros parques', afirmó Urbina.

¿Hasta dónde llega la responsabilidad de las empresas?
Para Juan Petterson, analista en Responsabilidad Social Empresarial, 'las organizaciones deben cumplir con las regulaciones laborales', pero agregó que no solamente debe ser de forma directa, 'porque muchas empresas tienen indirectamente a menores de edad a su servicio, como es el caso con las que producen productos de consumo masivo. Y es que uno ve a muchos niños comercializándolos en las calles'. Así mismo, el experto explicó que es necesario que las empresas tengan un control total de su cadena de producción, de tal forma que puedan evitar que, en cualquier punto, un menor de edad termine vinculado con la comercialización de sus mercancías.

La opinión

Javier Urbina Franco
Gerente de Diver S.A.

'El acuerdo de voluntades va a tener visitas de, por lo general, 50 y 100 niños por vez. Lo que deseamos es que ellos puedan disfrutar de nuestros parques'.

TEMAS


RSE - Telefónica