Hospitales se agruparon en el programa Zona Libre de Trombosis

David E. Susa

Con la congregación de 50 médicos especialistas en la enfermedad Tromboembólica Venosa (ETV), que causa más fallecimientos que el cáncer de mama y el Sida, se concretó la iniciativa Zona Libre de Trombosis, que reúne a 18 hospitales de todo el país.

Éste es un programa de mejoramiento continuo de la calidad en la atención hospitalaria, impulsado por el grupo farmacéutico Sanofi.

El objetivo de esta iniciativa, que actualmente se desarrolla en más de 10 instituciones hospitalarias, es informar y educar a los profesionales médicos y paramédicos en relación con la evaluación de riesgos, la estratificación temprana y la profilaxis adecuada y oportuna de pacientes que son hospitalizados.

El foro que dio inicio a esta iniciativa se tituló 'Zona Libre de Trombosis a la vanguardia de la calidad y seguridad del paciente' y se realizó el pasado mes de abril en el Hotel Windsor House. En este encuentro, los distintos actores del sector de la salud compartieron sus experiencias en el tema de tratamiento de pacientes y la prevención de la trombosis.

Óscar Sáenz, coordinador del servicio de urgencias del Hospital Santa Clara de Bogotá, aseguró que esta iniciativa 'es un plan de mejoramiento continuo fundamentado en la seguridad del paciente y que básicamente consiste en disminuir en nuestros pacientes hospitalizados la posibilidad de presentar trombosis, pues hay pacientes que tienen alto riesgo de presentarla pudiendo conllevar a una incapacidad o discapacidad definitiva o hasta la muerte del mismo'.

La Enfermedad Tromboembólica Venosa (ETV) ocurre cuando la sangre no está en movimiento y tiende a coagularse formando trombos que viajan y se localizan en algunos de los órganos más importantes del cuerpo.

Estos traumatismos se dan por cirugías, consumo prolongado de anticonceptivos orales, terapia de reemplazo hormonal, embarazo, obesidad, enfermedades cardiacas y oncológicas. Una de las causas más frecuentes es la inmovilidad prolongada, por ejemplo, cuando una persona es hospitalizada y debe guardar reposo por varios días. La vida sedentaria o el descanso obligado y los viajes largos en avión también son riesgos asociados a la ETV.

Esta enfermedad causa una mortalidad de 1 a 1,8 casos por 1.000 habitantes al año, es decir que, haciendo una proyección, la población afectada en el país podría llegar a ser de 40.000 a 72.000 nuevos casos por año, según el documento 'Tromboembolismo Pulmonar: revisión Crítica de la Literatura, basada en la evidencia'.