La Cardioinfantil refuerza su compromiso con la infancia con campaña de donación

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

A través de su programa social ‘Regale una Vida’, la Fundación Cardioinfantil-Instituto de Cardiología ha beneficiado a más de 10.000 niños enfermos del corazón y en condiciones de escasos recursos.

Y para continuar con esta labor de responsabilidad social empresarial, la entidad lanzó la campaña 'Un Botón por un Corazón', una iniciativa que busca reconocer la labor de las empresas y personas que, a través de sus donaciones, apoyan las actividades que la Cardioinfantil realiza a nivel nacional.

Esta campaña que tomó cerca de nueve meses en ser diseñada, se concibió con el objetivo de crear un símbolo único para la Fundación, y buscar con ello que las actividades de donación generen mayor recordación entre la comunidad.

Según cuenta el doctor Carlos Arteta, director médico de la Fundación Cardio Infantil, 'esta es una actividad que la Fundación Cardioinfantil ha venido realizando en las principales ciudades del país durante varios años, con lo cual se busca beneficiar a cientos de niños con problemas en el corazón', y cuyas familias se unen al programa 'Regale una Vida', la única forma en la que pueden acceder a una cirugía cardiaca que alcanza altos costos.

La dinámica de la institución, que se lleva a cabo a través de convocatorias a las que se unen voluntarios, doctores y empresas del país, se desarrolla en jornadas de uno o dos días por cada ciudad, en donde los expertos evalúan uno a uno a los niños que pueden ingresar al programa y determinar así las condiciones de salud y prioridad de atención entre los infantes.

'Cada jornada abre un espacio en cada ciudad en donde se llegan a valorar entre 300 y 400 niños. De este grupo, el promedio entre los 15 y 20% de los pequeños son identificados o calificados con problemas en el corazón', explicó Arteta, y agregó que estas jornadas son clave porque, en muchas ocasiones, permiten detectar enfermedades cardiacas que aún se encuentran en sus primeras etapas y que, con los tratamientos adecuados, en el momento indicado, pueden ser controladas, lo que permite que el niño pueda continuar con una vida normal.

Para Juan Fernando Petterson, analista en responsabilidad social, este tipo de iniciativas deberían ser parte de los programas de las empresas con mayor frecuencia.

El experto explica que el tema de responsabilidad social compete a las empresas por igual, y es labor de las compañías identificar cuáles son los sectores más necesitados de estas labores y áreas en las que se deben llevar a cabo algunas actividades.

Entre estos sectores, la infancia es un tema clave desde líneas como la pobreza, la educación, la alimentación y la salud, área en la cual la Fundación Cardioinfantil ha venido trabajando desde hace 39 años, beneficiando a miles de niños en todo el territorio.

Para Camilo Galvis, Director Ejecutivo de la Fundación Americas Business Council (ABC), las empresas interesadas en el desarrollo de iniciativas socialmente responsables que impacten positivamente a la infancia, 'pueden desarrollar programas que contribuyan a la distribución de los alimentos para combatir el hambre'.

Galvis también hizo énfasis en la necesidad de que las empresas, las fundaciones empresariales y las personas en general, se unan a este tipo de proyectos, 'no sólo por entenderlo como algo de caridad', sino por un compromiso real con la sociedad, 'porque en América Latina, donde tenemos más o menos 500 millones de personas, 250 millones aproximadamente viven en condiciones de pobreza o en pobreza extrema'.

Desde el compromiso de la Fundación Cardioinfantil con el bienestar de la salud de la infancia, la idea del programa ´Un Botón por un Corazón´ es que, sin importar el tamaño de las donaciones realizadas, ya sean hechas por empresas o por personas individuales, el programa social ´Regale una Vida´ se fortalezca para seguir atendido de manera gratuita a miles de niños de escasos recursos enfermos del corazón, que en la actualidad no cuentan con algún sistema de seguridad social que cobije sus problemas cardiacos, que en muchas ocasiones requieren de atención inmediata.

Con este programa, la organización busca ampliar la capacidad de atención total que la Fundación brinda en la actualidad, una cifra que alcanza las 8.687 consultas de cardiología anualmente, entre las cuales el 38% corresponden a la población pediátrica.

Así mismo, Arteta agregó que con campañas como estas, que renuevan la propuesta del programa 'Regala una Vida', la fundación busca posicionarse en el país como la número uno en el tema de atención y ayuda a infantes que sufren de enfermedades del corazón.

Avianca también se unió a la iniciativa por los niños
A través de su programa de millas, correspondiente al banco global de millas de Avianca, la aerolínea se sumó a esta iniciativa liderada por la Fundación Cardioinfantil, según explicó el director médico de la organización, Carlos Arteta. Al igual que lo hizo Avianca, un gran número de empresas se han unido al programa para apoyar a la infancia. 'Sin duda, la vinculación de las empresas y las donaciones en general son claves en este tipo de trabajo y su desarrollo en el país, así como permiten el uso de las tecnologías adecuadas', dijo Arteta.

La opinión

Carlos Arteta
Director médico de la Fundaciñon Cardioinfantil

'La fundación viene haciendo de manera periódica una serie de jornadas llamadas ´Regala una Vida´ en la cual la vinculación de las empresas y las donaciones son clave'.

TEMAS


RSE