La Federación de Cafeteros vendió 292 toneladas de carbono mediante subasta

Teresita Celis - tcelils@larepublica.com.co

Un total de 292 toneladas de bonos de carbono vendió la Federación Nacional de Cafeteros en la subasta realizada la semana pasada durante la Feria Internacional de Medio Ambiente (Fima).

La meta de la entidad era colocar 110 toneladas de captura entre 2010 a la fecha, en el Mercado Voluntario de Carbono (MVC) pero los bonos resultaron más apetecidos de lo que la misma Federación había previsto, lo que permitió alcanzar precios muy por encima del mercado.

Según señaló el coordinador Nacional del proyecto Incorporación de Biodiversidad en el Sector Cafetero, que adelanta la Federacafé en asocio con otras entidades, José Antonio Gómez, la tonelada se vendió a US$6,7, es decir, unos $12.000, cuando en el mercado se paga entre US$1 y US$3. 'Es un valor muy interesante y superior al del mercado. Hubo una buena disponibilidad de la gente a pagar por las emisiones y a hacer compensación vía bonos y particularmente, los del programa llamaron mucho la atención porque están certificados. Incluso, muchos de los compradores se mostraron interesados en adquirir más bonos ya en transacción directa', agregó.

Los que más tomaron bonos fueron empresas nacionales y extranjeras de los sectores minero, energético, empaques, telecomunicaciones y ambiental. En total la Federación vendió en bonos de carbono $3,5 millones.

La oferta salió de las 450 hectáreas de especies nativas establecidas en 3 departamentos (Quindío, Nariño y Valle del Cauca), certificadas hace unos días por el Icontec, y que forman parte del proyecto que la Federación ejecuta con recursos el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), el GEF (Global Environment Fund) y otras entidades como las Corporaciones Autónomas Regionales y el Ministerio de Ambiente.

Entidad quiere completar 1.500 hectáreas
Con los recursos de la venta de bonos de carbono, tanto los subastados la semana pasada como los que se comercialicen directamente, se creará un fondo para el desarrollo integral de las microcuencas de 13 municipios de Nariño, Quindío y Valle del Cauca, que son los inicialmente involucrados, según informó la Federación Nacional de Cafeteros.

El coordinador del proyecto de Incorporación de Biodiversidad de la entidad, José Antonio Gómez, señaló que las 450 hectáreas de especies nativas certificadas en estos departamentos tienen una capacidad de captura de carbono 6.400 toneladas hasta 2014 y la meta es tener en 2017 alrededor de 1.500 hectáreas establecidas adicionales en varias zonas cafeteras del país.