La Fundación Triple A promueve unidades productivas de mujeres

Diana Arrieta Marín - darrieta@larepublica.com.co

Un total de 295 mujeres cabezas de hogar, que antes no tenían ninguna oportunidad de formación o empleo, hoy son técnicas en producción agrícola ecológica, procesamiento de frutas y hortalizas, artesanías y acuicultura, gracias al apoyo de la Fundación Triple A.

A través del programa Aulas Ambientales Experimentales de la Fundación se han realizado formaciones en convenio con el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) en el Atlántico.

Los temas son sobre educación ambiental y emprendimiento productivo, de los que se benefician mujeres cabezas de hogar desempleadas y niños escolarizados, que habitan asentamientos localizados en el corredor del Relleno Sanitario Parque Ambiental Los Pocitos y de las Aulas Ambientales, específicamente en seis barrios con carencias del suroccidente de Barranquilla y dos áreas rurales de los municipios de Galapa y Tubará.

En un terreno de 42,6 hectáreas, de las cuales hay construidas 12, 5, localizado en el municipio de Tubará, a 13 kilómetros de Barranquilla, estas mujeres han creado y desarrollado unidades productivas de las que surgen mermeladas de corozo, piña con plátano y torombolo, compotas, dulces de coco, papaya, tamarindo, almíbares, encurtidos, antipastos, hierbas aromáticas y medicinales, bajo su propia marca: 'Tierra Bendita'.

También se incluyen artesanías en totumo, madera, fique y palma de iraca, comercializadas bajo el sello 'Hecho a Mano'.

'Para ejecutar este proyecto primero realizamos un proceso de socialización en las comunidades vulnerables del departamento del Atlántico, luego abrimos una etapa de inscripción, después de una visita domiciliaria a quienes resultaron seleccionadas.

En la siguiente etapa, presentaron pruebas psicotécnicas. Todo este proceso se hizo con el objetivo de llegar a personas de las que tuviéramos la seguridad que tienen una real necesidad del programa, por su condición socioeconómica, además de la sensibilidad y capacidad de perseverancia para este tipo de procesos', explicó la directora de la Fundación Triple A, Liliana Rosales.

enseñando biodiversidadLa Fundación Triple A recibió a 225 expedicionarios de la ruta Quetzal en la sede del Acueducto de Triple A. Los aventureros, provenientes de 53 países, tienen la misión de realizar un recorrido por Colombia y España, siguiendo la ruta que José Celestino Mutis hizo con la Expedición Botánica. Un grupo de guías dispuestos por Triple A, les enseñó los distintos procesos a los cuales es sometida el agua para que quede apta para el consumo.

La ruta Quetzal Bbva se tomó el litoral
La ruta Quetzal BBVA es organizada por la Secretaría de Estado para la Cooperación Internacional del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, además cuenta con el apoyo de Canal de Isabel II, casa matriz de Triple A. Un total de 10 estudiantes colombianos hacen parte del grupo, entre ellos la barranquillera Neddys Carolina Meza, de 16 años de edad. Luego de su visita a Barranquilla, los ruteros continuaron bordeando el litoral, después Bogotá y España.