Las apuestas de las empresas contra los desperdicios de alimentos

Reuters

La meta es reducir pérdidas a 16 kilos per capita al año

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

En un país de alta producción agrícola como Colombia, uno de los mayores problemas en el suministro de alimentos tiene que ver con los desperdicios y pérdida de productos, por lo que diversas compañías lideran, desde sus sectores, estrategias para reducirlo.

Las cuentas son bien conocidas. En promedio, cada persona desperdicia 32 kilogramos de alimentos al año, lo que llevado a cuentas nacionales, se traduce en 9,76 millones de toneladas de comida cada 12 meses que no son consumidas según el Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Varias de las acciones de los privados se canalizan a través del Banco de Alimentos (Abaco), en 2016 gestionó 27.377 Toneladas, a través de 1.014 donantes, donde participan las empresas privadas en sus programas de aprovechamiento de los alimentos.

Uno de los ejemplos que se destacan es Alpina, que desde el año 2015 trabaja en un programa llamado Buen Provecho, en el que se busca una mayor optimización en el manejo de alimentos junto con los productores. En el marco de esta campaña, se han canalizado más de 1,9 millones de unidades de producto por medio de Abaco, según dio a conocer Juliana Correal, gerente de sostenibilidad de la compañía.

Al revisar los datos, la mayor pérdida de alimentos se da en la producción, donde se desecha 40,5% de los alimentos, mientras que en el almacenamiento se da una pérdida de 19,8% de la producción, es decir, ni siquiera llegan a la comercialización. Teniendo en cuenta esos factores, Unilever Food Solutions ha desarrollado programas de educación, en los que se elaboran talleres para los chefs y cocineros, en los que se aprende a lograr el máximo aprovechamiento de todo lo que se utiliza dentro de una cocina, además de crear recetas rentables, sobre todo, en los hoteles y comercio.

A pesar de la importancia de trabajar sobre las pérdidas en la producción y las cadenas de suministros, una cantidad importante de desechos de alimentos se da en el consumo. De acuerdo con los cálculos del DNP, 15,6% de la comida que se pierde es en está última etapa, por lo que algunos restaurantes ya trabajan en mejorar los hábitos de compra de los consumidores.

La cadena de cervecería artesanal Beer, es un ejemplo de ello. Ana Lucía Zarama, directora de innovación de la marca, advirtió que “cerca de 52% de la comida en los restaurantes del país se desperdicia, por es importante el rediseño de los menús, para que sean más eficientes”, con la optimización de los productos que se incorporan en cada plato y siendo más tolerantes con el diseño, para que haya menos desperdicio.

Otro punto clave es el asesoramiento a los consumidores, para que no pidan de más y consuman solo lo que realmente pueden.

La meta, de acuerdo con Abaco, es lograr una reducción a la mitad de la comida que se desecha por los consumidores, para llegar a un promedio de 16 kilogramos de desperdicios per cápita al año.

¿Cuáles empresas aportan a la causa?

A parte del consolidado nacional de Abaco, en la capital existe el Banco de Alimentos de Bogotá, que en 2017 logró recibir donaciones en especie que sumaron $31.943 millones de empresas privadas como Alquería, Nutresa, Grupo Éxito, P&G, Olímpica, Femsa, Unilever, Kellogg y Alkosto, entre otras que contribuyeron con algún tipo de insumo disponible. Además, se recibieron donaciones en efectivo de cerca de $1.411 millones provenientes de organizaciones como Cob Construcciones, Chevron, GSK, Frimac, entre otras empresas comprometidas contra el desperdicio de comida.

 

TEMAS


Alimentación - Comida - Desperdicio de alimentos - DNP