“Las compañías pueden hacer más por los océanos y prevenir daños a futuro”

Cada año se estima que 8 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos del mundo.

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Hace exactamente una semana desde Tailandia se hizo viral una noticia en la que se conoció que una ballena piloto duró cuatro días convulsionando cerca de una costa, a la cuarta noche, médicos veterinarios intervinieron sin éxito y encontraron en su estómago 80 bolsas de plástico que había tragado en los océanos.

Lo impresionante es que no es la única. Durante los últimos tres meses, como ese cetáceo, se han registrado en otras aguas cerca de 500 ballenas muertas por haber ingerido plástico en el mar. El presidente para las Américas de la Organización Mundial por las Especies Marinas (Woms), Alessandro Guilmar, dijo que “si bien el principal impacto hoy se debe al plástico que cae en océanos asiáticos, en América, y especialmente en Latinoamérica, hay corales y especies que se han visto afectadas por comportamientos de los turistas que arrojan pitillos, botellas, bolsas y acetatos de cervezas, que son trampas para las especies. Las empresas que las producen y otras de cualquier tipo aún pueden hacer mucho más por los océanos de la región”.

Precisamente mañana, con motivo del Día Mundial de los Océanos, se activarán campañas de organizaciones que buscan concientizar a las personas y a sus propios gremios sobre los desechos plásticos que caen al mar, o que terminan en ríos y desembocan en agua salada, como sucede en China.

En Colombia, de lado de la compañía cervecera Corona, en alianza con Parley for the Oceans, se está haciendo un despliegue publicitario con imágenes de cómo impacta el plástico en las aguas, y el daño en la fauna y sus ecosistemas.
Según reportes de la ONU, cada año, aproximadamente ocho millones de toneladas de plástico llegan a los océanos, y de seguir la situación en ese ritmo, a 2050 habría más plástico en el mar que peces. En la actualidad, cada 12 meses se están viendo muertes de un millón de aves, y otras 100.000 especies entre mamíferos y tortugas.

“Con estas campañas hay que llegarle a las personas que tradicionalmente ven a las playas como un espacio de descanso, y no como un lugar para proteger, porque muchos no creen en el daño que hace el plástico. De nuestro lado, Corona adquirió un compromiso de proteger 100 islas alrededor del mundo de aquí a 2020; ya van 25 de las Maldivas, protegidas bajo un programa en el que se genera conciencia del plástico virgen”, explicó el gerente de Corona Colombia, Andrés Salazar.

Para este programa de protección ambiental, Corona y Parley for the Oceans pondrán a la venta ediciones especiales de la típica camiseta hawaiana, en la que sus hilos son hechos con plástico recolectado del mar. Las ganancias recolectadas van destinadas al proyecto de protección de océanos.

Otra compañía que se unió a los trabajos de Parley for the Oceans fue Adidas. La marca deportiva anunció la creación de ‘Run For The Oceans’, un movimiento de running global que aprovecha el poder del deporte para crear conciencia sobre la amenaza de la contaminación marina por plástico. “A través de esta iniciativa mundial, Adidas y Parley hacen un llamado global para correr y donar sus kilómetros entre el 8 de junio y 8 de julio para tomar acción y proteger los océanos que se encuentran cada vez en mayor peligro debido a los problemas provocados por el hombre, incluyendo la contaminación, los desechos y el creciente consumo”, señalaron en un comunicado ambas firmas.

Los corredores en todo el mundo pueden participar y rastrear sus carreras en la plataforma digital Runtastic para contribuir y ayudar a alcanzar un millón de kilómetros.

LOS CONTRASTES

  • Andrés SalazarGerente de Corona Colombia

    “Las empresas necesitan ponerse más en sintonía con la playa, generar más estrategias para cuidar las aguas y sus prácticas”.


  • Cyrill GutschFundador de Parley for the Oceans

    “Cada segundo que respiramos, los océanos están siendo atacados. Estamos matando su vida a gran velocidad”.


  • Alessandro GuilmarPresidente de Woms para las Américas

    “Las empresas que producen con plástico, que tienen algo que ver, también deben intervenir ya mismo en los desechos del mar”.

Por cada kilómetro registrado durante estas fechas, Adidas donará US$1 al programa Parley Ocean Plastic.

Los reportes de colaboración empresarial de la Woms, señalan que en América Latina, Brasil y México tienen el mayor índice de participación de corporaciones para mitigar la problemática de plástico en los océanos. En estas naciones, por cada 10 empresas con ingresos anuales superiores a US$100 millones, entre tres y cuatro tienen en sus programas de responsabilidad social una iniciativa activa durante los últimos dos años.

En Colombia, Ecuador, Chile y Argentina la cifra es más preocupante, pues el indicador baja a dos empresas por cada 10, por eso se hace un llamado a más activismo, especialmente a los países que cuentan con playas.

Las zonas con mayores impactos
El continente asiático es el de mayores registros en el impacto medioambiental. El hecho de tener las principales plantas de la industria textil y otros sectores ocasiona que hayan altos niveles de plástico en agua dulce, que más tarde terminan en los mares. Un estudio entregado a finales del año pasado por la Universidad de Georgia detectó cuáles son los ríos contaminados que más mueven plástico al año. En China los de Xi, Dong y Zhujiang mueven 233 millones de kilogramos de plásticos cada 12 meses; luego en Indonesia el Brantas, Solo, Serayu y Progo ven pasar 434 millones de kilogramos.

TEMAS


Océanos - Medio ambiente