LED es una opción para iluminar sosteniblemente

Marcela Chaverra - mchacon@larepublica.com.co

Sustituir los bombillos tradicionales y fluorescentes ´de bajo costo´ por bombillas LED, se ha convertido en una alternativa además de sostenible con el medio ambiente, económicamente viable, ya que reduce el consumo de energía hasta en 90%, respecto a las demás alternativas de iluminación.

Sin embargo, en el país pocos son los usuarios de esta tecnología, que garantiza una reducción en los costos de la factura y una perdurabilidad que compensa la inversión inicial.

'En Colombia esta tecnología apenas se está tomando en cuenta por los hogares, debido al precio de cada lámpara, sin embargo el ahorro de electricidad que genera, que puede alcanzar un 90%, amortiza dicha inversión en tiempos inferiores a un año, mientras la vida útil de los LED supera los 10 años', afirmó Carlos Rozo, gerente de sostenibilidad de Green.

Y es que mientras una bombilla de luz incandescente cuesta en el mercado alrededor de $800, y la de baja costo (fluorescente) alcanza el rango de los $10.000, una lámpara de LED puede tener un incremento considerable en el precio para llegar a los $90.000.

No obstante los beneficios están dados, ya que la bombilla tradicional consume 100 watts/hora, lo que tendría un costo de $300 en promedio, al tiempo que la bombilla de bajo costo con 50 watts/hora facturaría $150, mientras que la bombilla LED tan sólo consumiría 10 watts/hora, lo que se traduce en un costo de $3o por hora.

Es así como esto no solo implica un alivio para el bolsillo, sino una herramienta para el desarrollo sostenible. 'El 99% de los materiales utilizados en la elaboración de una LED son reciclables y no contienen sustancias tóxicas, por lo que se cataloga como de las opciones de iluminación, la más ecológica', agregó Camilo Acosta, director de proyectos en Regeneración Ltda.

El funcionamiento de cada tipo de bombilla también demuestra que en definitiva y hasta el momento, las LED es la mejor opción de iluminar sosteniblemente, ya que las luces incandescentes consumen mucha de la corriente eléctrica para calentar el filamento y así producir la luz, mientras que la bonbilla de bajo costos, aunque consume sólo la cuarta parte de las luces tradicionales, están elaboradas con un gas tóxico o mercurio, que a la hora de ser desechadas,si no se realiza correctamente, podrían llegar a las fuentes de agua y repercutir en la salud de las personas, entre tanto las luces LED no parecen tener algún efecto contaminante o en consumo.

Ventajas del LED
Entre las múltiples ventajas se encuentra que estas lámparas no tienen cristal ni un frágil filamento, por lo que son muy resistentes y más duraderas que cualquier otra fuente de luz. Además, los diodos LED son más brillantes que una bombilla, por lo que la luz no se concentra en un punto (como el filamento de la bombilla) sino que el todo el diodo brilla por igual.

También pueden tener un rendimiento 50 veces más que una bombilla incandescente y que utiliza la energía necesaria para producir una luz viva e intensa.

Sin olvidar que pueden operar bajo un voltage muy bajo (SELV-3.2V) por lo que resulta beneficioso en costos, seguridad y la baja emisión de calor, ya que las bombillas LED producen poco calor, dando una garantía de seguridad.

Una aplicación móvil para saber el ahorro energético
Philips Lighting lanzó una aplicación que ayuda a entender de manera sencilla el impacto económico y ambiental por medio del resultado del recambio de tecnología de lámparas incandescentes, de bajo costos o LED.

Cálculo Eficiente, es una aplicación en móviles que permite conocer el ahorro al reemplazar la iluminación tradicional por lámparas bajo consumo y lámparas de LED, así como también el impacto ambiental por la reducción en la emisión de CO2.

Para utilizarla como primero el consumidor ingresa la cantidad de lámparas incandescentes, la potencia de las mismas y las horas de uso por día, luego debe indicar por cuál línea desea reemplazarlo, si de bajo consumo o LED y automáticamente la aplicación indica los beneficios que se obtendrían tanto a nivel económico como ambiental: vida útil, ahorro en dinero y en emisión de CO2.

La opinión

Camilo Acosta
Director de Proyectos en Regeneración Ltda.

'Aunque las lámparas LED son en definitiva las más sostenibles y económicas que existen, aún está en desarrollo, por lo que hay que ser cauteloso con su compra y uso'.

TEMAS


RSE