Los siete sellos que garantizan la responsabilidad social de las empresas

Colprensa

Hay tres certificados nacionales que hacen parte del listado

David Jáuregui Sarmiento - djauregui@larepublica.com.co

Para los consumidores responsables es importante que las empresas que elaboran productos u ofrecen servicios cuenten con programas de responsabilidad social y de sostenibilidad certificados por instituciones que evalúan dichas iniciativas empresariales.

Por ello, LR hizo un listado de siete certificaciones con las que una persona puede corroborar las buenas prácticas empresariales, aunque como explicó Gustavo Yepes, director de gestión y responsabilidad social de la Facultad de Administración de empresas de la Universidad Externado de Colombia, no hay un listado puntual de cuáles sellos son autodeclaraciones y cuáles son certificados que califican con rigurosidad a las empresas.

Fairtrade Internacional (FLO), Rainforest Alliance, GlobalG.A.P, FSC (del Consejo de Administración Forestal) y la certificación SA 8000 son algunos de los que cuentan con reconocimiento internacional que pueden ser adquiridos por empresas nacionales, y son un punto de partida de certificaciones extranjeras que garantizan la responsabilidad social de las compañías.

El FLO, por ejemplo, hace referencia al comercio justo global, y lo entrega la organización Flocert, una certificadora independiente. Para adquirirlo se hace la comprobación de que se cumplen sus normas y parámetros económicos, sociales y ambientales.

“Los estándares aplican para productores y comerciantes. Su cumplimiento se controla mediante auditorias independientes realizadas por Flocert”, dice información de la organización. El sello de Rainforest Alliance, por otro lado, garantiza que aquellos productos que lo tienen son administrados de acuerdo con rigurosos criterios ambientales, sociales y económicos, diseñados para conservar la vida silvestre y proteger los suelos.

Otro sello internacional relacionado con buenas prácticas agrícolas es el de GlobalG.A.P, FSC, cuya certificación garantiza una gestión forestal responsable que facilita el desarrollo de estándares ambientales.

LOS CONTRASTES

  • Gustavo YepesDirector de gestión RSE de la U. Externado

    “Un sello o distintivo busca que el consumidor esté tranquilo, conforme porque el distintivo le va a garantizar un trabajo de RSE”.

De la misma forma, en el plano internacional también hay certificados que garantizan la responsabilidad en el manejo de los trabajadores y los puestos de trabajo, como la Certificación SA8000, que está dirigida al desarrollo, mantenimiento y aplicación de prácticas socialmente aceptables en los puestos de trabajo.

“Generalmente, lo que uno busca es que haya una institución internacional muy fuerte que valide que los programas de RSE de una compañía efectivamente puedan funcionar, como el Rainforest Alliance, o el Fairtrade, que incluyen sistemas de verificación bastante robustos y que son interesantes. En ese orden de ideas, se pueden ver con cierta confiabilidad”, complementó Yepes.

Sin embargo, como destacó el mismo experto, también hay que estar atento a otras certificaciones locales que además, cuentan con estándares técnicos verificables.

“El Icontec es el único autorizado en Colombia para emitir ese tipo de certificados, y es muy fiable, porque está basado en una norma técnica que hace parte de un sistema internacional que de alguna manera tiene un sistema está validado internacionalmente con pares, con un proceso robusto”, afirmó Yepes.

Precisamente, Icontec tiene su propio sello de responsabilidad social, llamado ISO 26000, “una guía que proporciona recomendaciones para organizaciones del sector público y privado de todo tipo”, según información de la organización.

Sin embargo, el Ministerio de Ambiente tiene el Sello Ambiental Colombiano, dividido por industrias y que es emitido por certificadoras como Icontec, Sgs Colombia S.A., Cotecna Certificadora Service o Bvqi Colombia; todas debidamente acreditadas por el Organismo Nacional de Acreditación (Onac) y autorizado por la Autoridad de Licencias Ambientales (Anla).

Por último, la organización presidida por Guillermo Botero, Fenalco, tiene su propio certificado de responsabilidad social, que tiene vigencia de un año y busca ratificar acciones encaminadas al desarrollo de prácticas responsables.
“Somos conscientes de que las operaciones industriales tienen que reducir la huella de carbono. Por lo anterior, implementamos estrategias que reducen este ecoíndice (…) logramos disminuir el ecoíndice de huella de carbono en 11,23% desde 2008”, ejemplificó Juliana Correal, Gerente de Sostenibilidad de Alpina, sobre las estrategias que utilizan las empresas para alcanzar reconocimientos en sus estrategias.

TEMAS


RSE - Alpina - Fenalco - Universidad Externado - Javeriana