Odinsa obtuvo la certificación en gestión ambiental

Cortesía

Javier Molina - jmolina@larepublica.com.co

Bureau Veritas otorgó a Odinsa la certificación en Sistema de Gestión Ambiental por su cumplimiento a los requisitos de la norma ISO 14001:2004, cuyo objetivo es lograr metas ambientales y económicas a través de una política que tenga en cuenta requerimientos legales.

Además, la empresa recibió el Certificado en Sistemas de Seguridad y Salud Ocupacional, que se rige a partir de la norma Ohsas 18001 de 2007.

Al estandarizar los procesos y la forma de ejecutar las actividades a través de un sistema, se evidencian oportunidades de mejora y se toman acciones que evitan que un riesgo se materialice. Es así como, por ejemplo, establecer un procedimiento para trabajo en alturas, impide que los empleados que ejecutan labores de este tipo sufran accidentes. También, se genera una cultura de autocuidado.

Odinsa ha implementado estas normas para mejorar su rentabilidad, eficacia y eficiencia, a través de herramientas que apoyen la mejora de los objetivos institucionales. Algunos de los beneficios de estas certificaciones, son: estandarización de procesos, buen nombre dentro del mercado, generación de confianza al cliente y proveedores y concepción de metodologías que permiten trabajar bajo indicadores de calidad.

La labor que realiza la firma obedece a su política corporativa de responsabilidad social.

Un compromiso con el desarrollo sostenible

La compañía cree en el crecimiento de los países donde desarrolla proyectos de infraestructura para el transporte y la energía. Es por esta razón que orienta sus acciones productivas, sociales y de protección al medio ambiente, a impulsar la transformación del entorno, la generación de valor a los accionistas, el disfrute de las obras a los ciudadanos, y a motivar un gran orgullo y sentido de pertenencia entre sus colaboradores. Así, de la mano del cuidado del medio ambiente, el reconocimiento al talento humano y el impacto positivo a las comunidades en las que está presente, procura alcanzar el equilibrio entre rentabilidad y responsabilidad, como compromiso social y ambiental con el desarrollo sostenible.