Pequeños productores de siete departamentos cultivan la fruta de Jugos Hit

Postobón

Para 2024, 60% de las frutas que utiliza Postobón serán cultivadas por pequeños productores.

Lina María Guevara Benavides

Para 2024, 60% de la fruta necesaria para la producción de los tradicionales jugos Hit, que fabrica la compañía de bebidas Postobón, será cultivado por pequeños productores. Esto, gracias a la iniciativa Hit Social Postobón, un programa operado por la Fundación Haciendo Equipo, de la misma compañía, que desde 1997 apuesta por transformar el campo colombiano y que aportará a la construcción de la paz en las regiones.

“Hit Social es una iniciativa que nació con la marca Hit, y es tal vez, el programa más importante de Postobón por su impacto en términos de valor compartido y porque aborda las dificultades técnicas y de mercado”, explicó Martha Falla, directora de Sostenibilidad de Postobón, quien agregó que “esta es una iniciativa que no solo representa un beneficio para la empresa en sus volúmenes, calidad de frutas y construcción de una cadena de abastecimiento inclusiva, sino que para los productores es una oportunidad rentable, competitiva y digna”.

LOS CONTRASTES

  • martha falladirectora de sostenibilidad de postobón

    “Hit Social es, tal vez, el programa social más importante de Postobón por su impacto en términos de valor compartido”

“La fruta que proviene de Hit Social representa 30% de lo que consumimos, pero para 2024 esperamos que sea 60%. Sucede que la productividad de algunas familias es muy baja y, por lo tanto, no reciben los ingresos potenciales de su cultivo. Más que ampliar el número de familias, queremos que las que estén con nosotros sean altamente productivas en cantidad y control de costos. Es con eso que vamos a transformar el campo”, dijo Sebastián Devis, gerente de Valor Compartido de Postobón.

En un principio, Hit Social fue el resultado de una alianza con la Federación Nacional de Cafeteros y Corpoica, con la que se puso en marcha un programa piloto de producción de mora en ciertas regiones donde las tierras tenían mejores condiciones para esa fruta que para el café, y además, se aseguraba la compra a los productores. Sin embargo, para 2002, gracias a la convocatoria de alianzas productivas del Ministerio de Agricultura, le empresa se vinculó como ancla a varios proyectos de cultivo de mora y lulo.

Posteriormente, en una segunda ronda de alianzas que se dio en 2006, el programa se extendió a otros departamentos como Santander y Bolívar y en 2016 fue reformulado para ampliar su capacidad e impacto. Desde entonces, y cuando Colombia obtuvo la firma de los acuerdos de paz de La Habana, con las ya desmovilizadas Farc, Hit Social se ha convertido en una apuesta por la paz.

“El programa trabaja desde varias áreas. Sin embargo, en el tema social y personal tenemos una tarea robusta en la dignificación del campesino para que se convierta en un agroempresario y mejore sus ingresos. De esa manera logramos que las familias permanezcan en el campo, tengan calidad de vida y se proyecten”, dijo Falla. Esa esa la razón por la cual la segunda fase de la iniciativa se ha concentrado en involucrar a víctimas, madres cabeza de familia, reincertados y desplazados, según la directiva. Devis agregó que “la agenda de paz y posconflicto no es otra que la del desarrollo tanto en la ciudad como en el campo”.

TEMAS


Postobón - Frutas - Consumo de frutas - Alimentos y bebidas - Agro