Red empresarial propone crear mercado de bonos verdes en la Alianza del Pacífico

La Iniciativa Líderes Empresariales Contra el Cambio Climático fue creada en marzo.

Lina María Guevara Benavides

Con el objetivo de conectar las iniciativas frente al cambio climático que hacen las compañías que operan en Colombia con las de otras empresas a nivel global, en marzo de este año Colombia se convirtió en el tercer país del mundo en unirse a la red de Líderes Empresariales Contra el Cambio Climático (Leccc). El presidente de la alianza, José Palma, habló sobre la operación local y la propuesta de crear un mercado común de bonos verdes en la Alianza del Pacífico.

¿Cómo llegó la Leccc a Colombia?
La iniciativa nació en 2005, en Gran Bretaña, impulsada por el Príncipe de Gales (Carlos), quien pensó en crear una organización que agrupara a las empresas líderes del país para trabajar en procesos de reducción de emisiones de huella de carbono y, a la vez, generar programas de sostenibilidad más fuertes en su interior. Luego, se creó la entidad en Chile, en 2009, y en marzo de este año llegó a Colombia.

LOS CONTRASTES

  • ricardo navarreteexembajador de chile en colombia

    “Nuestro deber es hacer parte de esta iniciativa llamando a los empresarios a ser activos en la disminución de la emisión de gases”.

¿Cuántas empresas están afiliadas en Colombia?
Tenemos 20. Entre ellas están Isa, Colmédica, Compensar, Cruz Verde, Clínica Country, Fundación Natura y Kpmg. Pero, también contamos con aliados estratégicos como el Ministerio de Ambiente, Asobancaria y la Cámara Colombo Chilena.

¿Cómo pueden inscribirse las compañías?
La forma de participar es muy abierta, cualquier compañía colombiana, multinacional o multilatina que opere aquí puede hacer parte de la organización. La idea es convertirnos en un referente en la región en soluciones empresariales para la mitigación del cambio.

¿Cuál es el panorama de Colombia en ese sentido?
Se dice que el país emite 200 millones de toneladas de carbono al año. Un porcentaje importante viene de la deforestación; y otra, de la actividad industrial, especialmente la petrolera. Colombia, como muchos otros países latinoamericanos, suscribió el Acuerdo de París, por lo que en el primer punto, el Gobierno ha desarrollado políticas de protección a través de Parques Nacionales, y en el otro, se comprometió a establecer un mercado regulado de emisiones en ciertos sectores. Además, hace poco introdujo el Impuesto al Carbono, lo cual es interesante.

¿Cree que hay voluntad en los empresarios para avanzar?
Sí. No solo en Colombia, sino en todo el mundo. El cambio climático es un fenómeno que está ocurriendo, pero también es una gran alternativa de negocio y así hay que verlo. Que una compañía pueda tener un menor impacto ambiental, representa un beneficio directo en sus resultados en términos de ahorros y mejores rendimientos. Eso es lo relevante.

¿Ser sostenible es rentable?
Totalmente, sobre todo por la inversión. La financiación a través de la emisión de bonos verdes tiene tasas más bajas y muchos inversionistas están dispuestos a apoyar proyectos, con una menor tasa de retorno, siempre que haya un impacto ambiental positivo. Esa es una ventaja atractiva.

¿En qué proyectos están trabajando?
Creemos que debería existir un mercado de bonos verdes transables que involucre a toda la Alianza del Pacífico, y es una de nuestras propuestas. Además, trabajamos en generar conocimiento sobre ambiente y en hacer propuestas de política pública con el Ministerio.

TEMAS


Confianza de los Empresarios - Cambio climático - Ambiente - Impacto ambiental