El valor de las firmas sube hasta 10% si su CEO practica algún deporte

Gestión

Hacer ejercicio puede mejorar el desarrollo y efectividad de una empresa y sus negocios, pues contribuye a la competitividad de su gerente

Laura Neira Marciales

El wellness, o la búsqueda del equilibrio por medio del deporte, potencia las habilidades de los emprendedores. Este concepto, inventado por Halbert L. Dunn, doctor en medicina de la Universidad de Minnesota en Estados Unidos, describe el equilibrio entre el individuo, su bienestar físico y el entorno.

Ahora bien, el estudio ‘Does CEO fitness matter?’, elaborado por Peter Limbach, investigador del Instituto de Tecnología Karlsruhe y Florian Sonnenburg, de la Universidad de Colonia, demuestra la relación entre la condición física de un CEO y la compañía que dirige.

Hicieron un contraste entre el índice de S&P de los 1.500 CEO con más influencia y encontraron que las empresas dirigidas por CEO que corren diariamente son 10% más valiosas que las de los CEO que no hacen deporte usualmente.

Esto se debe a que tienen una mayor destreza en sus funciones cognitivas y son capaces de afrontar el estrés con mayor agilidad, lo que conlleva a que su desempeño laboral sean mejor.

“Para alcanzar un objetivo deportivo se debe trabajar con orden, disciplina y mucha metodología. Si aplicas esas mismas variables a tus objetivos como CEO es más probable que alcances el éxito que estás buscando”, dijo Vladimir Figari, reconocido atleta ironman peruano al portal Trompe. Adicionalmente, correr una carrera al año, añade dinamismo a las labores.

Asimismo, según los resultados del análisis la condición física puede ser también un factor llamativo y definitivo a la hora de hacer negocios con otras compañías e inversores.

TEMAS


Deporte